9 comentarios

Parálisis del sueño o el origen de los fantasmas y abducciones

File:John Henry Fuseli - The Nightmare.JPGLa parálisis del sueño es algo muy común que, si preguntas en tu entorno, seguro que alguno ha experimentado, al menos, una vez en su vida. La parálisis del sueño es una parasomnia en la cual el cerebro se «despierta antes» que el cuerpo, produciendo una serie de síntomas desgradables.

La idea es que durante la fase REM del sueño los músculos entran en una atonía total, son incapaces de moverse (exceptuando los ojos y la respiración). Esto es así para protegernos de los posibles golpes que nos podríamos dar al recrear los movimientos durante el sueño o una pesadilla. Es como cuando incluyes el sonido del despertador en el sueño pero al revés, sería muy fácil caerse de la cama o golpear una pared y hacerse daño.

En este estado de parálisis muscular es posible que se produzca un despertar muy brusco, por una pesadilla; o al revés, que el estrés impida al cerebro dormirse pero el cuerpo sí lo haga. Otra posible causa es una alteración en los ciclos de sueño que impida una coordinación correcta, de forma que el cuerpo entre en fase REM pero el cerebro en fase no-REM. En esta situación tan desagradable que dura varios minutos no podemos movernos pero somos totalmente conscientes, es como si estuviéramos encerrados en nuestro propio cuerpo.

Pero no solo es la angustia de no poder moverse, es que además en este punto se comienzan a sufrir alucinaciones muy desgradables en las que se siente una presencia (o varias) en la habitación y se ven sombras o imágenes borrosas en la periferia. Esta presencia, además, es amenazante, produce mucho miedo (como parte de la alucinación, da igual lo valiente que seas) y también genera unos ruidos extraños que son descritos de diversas formas, como golpes, campanas, zumbidos, siseos, timbres, chillidos, gimoteos, etc. Además, también se pueden sufrir alucinaciones táctiles, como que la presencia se sienta en la cama, te coge de las manos o te destapa. Por último, se siente opresión en el pecho, una dificultad respiratoria que se asocia a la mala fe de la presencia. Incluso algunos han afirmado sentir que su cuerpo se eleva y sale de la habitación.

Por suerte, esta sensación dura 2-3 minutos y todo vuelve a la normalidad cuando el cuerpo se despierta. No es de extrañar que los que sufren estas experiencias relaten historias fantásticas e inverosímiles del campo de lo paranormal. Antiguamente se decía que eran visitas del diablo (hay cuadros famosos que relatan esta escena), posteriormente se hablaba de fantasmas, hace poco de visitas extraterrestres y últimamente está de moda hablar de espíritus. Y no les falta razón, ya que para los afectados su vivencia es muy real y su miedo muy intenso. Además, encuentran por internet grupos de personas que dicen haber sufrido lo mismo y esa ilusión se autoalimenta.File:Augustins cauchemar 03.JPG

Pero, ¿por qué ocurre esto? Los mecanismos fisiológicos no están claros aunque parece que hay una hiperactividad de ciertos neurotransmisores. Sin embargo, el hecho de que las alucinaciones sean negativas se debe a que los mecanismos de alerta cerebral están hiperactivados. Más vale pecar de precavido, o eso piensa el cerebro, y cuando no es capaz de moverse entra en un estado de alerta y asume que cualquier cosa son amenazas externas. El miedo tan intenso nos permite centrar la atención en la fuente del mismo. Lo normal es que esta vía se inactive en cuanto miras y ves que no hay nadie, pero la imposibilidad de moverte mantiene esta sensación.

Además, la parálisis muscular provoca que los músculos del cuello y del tórax no respondan, ya que la respiración está en automático. Al estar el cuello atónico y el tórax paralítico parece que alguien esté impidiendo que respires y al no responder al movimiento, el cerebro interpreta como que esa amenaza está haciendo fuerza.

Por último, la sensación de flotar no requiere de los sistemas de alerta sino de todos los sistemas de control del movimiento, al no poder mover nada, estos sistemas se «confunden» dando la sensación de levitar. Esta sensación la han interpretado muchos como el rayo de abducción de unos posibles extraterrestres.

En caso de que sufras esto, lo más importante es reconocer los síntomas y hacer un esfuerzo consciente para relajarse a la espera de que pasen esos minutos.

Acerca de jcvaque

Licenciado en Medicina por la Universitat de València, miembro del Círculo Escéptico y de Hablando de Ciencia. Apasionado del conocimiento en todos los ámbitos de loa vida, lleva tiempo colaborando en múltiples proyectos de divulgación científica tanto on-line, como a través de charlas en diversos medios.

9 comentarios el “Parálisis del sueño o el origen de los fantasmas y abducciones

  1. […] Parálisis del sueño o el origen de los fantasmas y abducciones. […]

  2. Enhorabuena por la entrada!! Y por cierto, que mal se pasa cuando sucede 🙂

  3. Excelente entrada! Ya hace tiempo andaba en busca de algún artículo sobre el parálisis del sueño y por fin lo encontré.

  4. Me paso anoche, fue horrible,,, transpire tratando de hacer el máximo esfuerzo físico para moverme y sacarme el coso ese de la espalda que al final cuando pude hacerlo resulto que era la almohada(mi mente me hizo creer que era mi hermano poseido…

  5. Existe la otra cara de la moneda en este fenómeno.

    En mi caso, el interés por inducirme sueños lúcidos despertó en mi la capacidad de detectar la parálisis.

    Hace unos cuantos años sufrí dos parálisis del sueño , pero claro al no saber que era lo que me ocurría, me desesperé y lo pasé muy muy mal.

    Desde que me he preocupado por los sueños lúcidos, mi capacidad para detectar la parálisis del sueño es sumamente fácil y como en ese momento ya sabes que es lo que te está ocurriendo, acto seguido te despreocupas, te tranquilizas y una cosa muy importante, imagina, imagina y no dejes de imaginar.

    Hay una cosa invariable en este fenómeno y es que por mucho que intentes gritar o moverte, no podrás ni emitir el menor sonido o ni te podrás menear ni 1 cm de tu posición.

    Cada vez que tengo una parálisis lo que hago es certificar que no me puedo mover y acto seguido imagino que me levanto de la cama, que mis pies notan el frío del suelo (estimulación del tacto),que corro hacia el cuarto de baño (estimulación del movimiento) y mientras tanto intento escuchar la música que sale de mi cabeza o las conversaciones que mi cerebro improvisa (estimulación del oido).

    Y Zas, de repente me encuentro en el cuarto de baño, pero no en el real, si no en el onírico, donde da comienzo el sueño lúcido con un realismo hiperreal donde no existe ningún tipo de condiconamiento y uno puede hacer o deshacer lo que desee.
    Desde observar detenidamente el mundo onírico hasta ajustarle las cuentas al vecino que no te cae bien.

    Es como si el cerebro te diera la oportunidad de ensayar previamente y inconscientemente, lo que harías al despertar.

  6. Maravilloso! He sufrido la parálisis del sueño desde que era niña, es una experienia aterradora y lo más horrible es que nadie ni los mismos médicos daban alguna explicación. Por fin me tranquilizo ya que hasta exorcismo me hicieron oía voces, me quitaban las cobijas, me arrastraban por el piso, me halaban los dedos y me pellizcaban. Gracias por esta información tan valiosa.

  7. y que explicasion dan, cuando uno aparece con moretones en el cuerpo y como si tuvieras espinas clavadas imposibles de sacar de alguna extremidad, durante la supuesta paralisis de sueño, donde uno siente que es levantado de la cama y llevado a otro lugar desconocido ????…sin saber que fue lo que te miraba fijamente durante ese trance…?? que explicacion dan..???

    • Existen enfermedades del sueño en las que los pacientes se mueven de forma violenta llegando a golpearse durante la fase no REM del mismo. Son, como la parálisis del sueño, generalmente benignas y solo requieren tratamiento para prevenir las posibles lesiones o goles a la persona con la que se duerme. Le recomiendo que consulte con su médico para determinar la causa de esta sintomatología.

  8. hace tiempo no me pasa, pero es realmente desesperante, lo sufro desde chica, antes no era con presencias pero ya grande empecé a sentir presencias bastante terroríficas y mientras estoy con esos episodios trato de volver a respirar para no ver los horribles monstruos que se me aparecen, una vez había un mono saltando en mi cama. es muy aterrador.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: