Deja un comentario

Está muy delgado ¡Eso es que no come nada!

«La causa del sobrepeso y de la obesidad es que se ingieren más calorías de las que se utilizan» Es una frase que nuestros profesores nos han repetido varias veces, sin embargo, no es lo que la gente comenta. Cuando sale el tema, se puede oir desde «el problema es que cenas mucho y desayunas poco» hasta «tu lo que pasa es que no comes nada», pasando por el clásico «no debes mezclar proteínas con carbohidratos».

Existen muchos mitos sobre la alimentación y sobre el famoso y temido «metabolismo», palabra que parece justificar a las personas con sobrepeso o incluso con obesidad, pero que no da pie para aquellos muy delgados. El metabolismo humano es muy complejo y está influenciado por muchos factores, con muchas variaciones individuales. Lo que está claro es una cosa: el 99% de las personas obesas lo son porque comen demasiado (¡ojo! es una simplificación, hay muchos más factores), y mejor ni hablamos del porcentaje en los casos de sobrepeso.

Pero, ¿qué pasa con aquella persona que está muy delgada y que asegura comer bien? Es posible que mienta, es posible que coma poco, pero también es posible que ese «metabolismo» le impida engordar (enfermedades tiroideas a parte), y de eso es de lo que vamos a hablar aquí.

Todos hemos oído hablar del metabolismo basal, lo podríamos definir como la energía que necesitamos para mantenernos vivos, para hacer el corazón latir, para mantener el sistema nervioso, etc. El metabolismo humano es muy eficiente, hay muchas rutas metabólicas interrelacionadas entre sí, con miles de enzimas que juegan diferentes papeles, con millones de señales químicas para modificar todas estas rutas. Este sistema tan complejo una vez ha comenzado es muy difícil detenerlo, para pararlo es necesario energía. Es como cuando patinamos, es más eficiente que caminar, gastamos menos energía para movernos más distancia, pero esta eficiencia es a costa de que frenar sea más difícil que al caminar. El metabolismo humano es la pista de hielo definitiva.

Una de las formas que existen para regular este metabolismo y que no acabe utilizando el propio cuerpo para obtener energía consiste en hacerle dar vueltas. Si damos vueltas patinando alrededor de una pista, siempre acabamos en el mismo punto donde empezamos. Algo similar ocurre en este proceso, donde el metabolismo utiliza sus enzimas y sus proteínas en hacer cosas que no llevan a nada útil, por eso los llamamos ciclos fútiles.

Un ejemplo podría ser el de la fructosa 2,6 bifosfato. La ruta de obtención de energía a partir de la glucosa se puede paralizar transformando la glucosa en fructosa 2,6 bifosfato, en lugar de en fructosa 1,6 bifosfato, que es la molécula intermedia en el paso de obtención de energía. El proceso se puede hacer cíclico pasando de glucosa a fructosa y viceversa indefinidamente, hasta que haya algún estímulo que reconduzca la ruta a su camino habitual.

Como habéis podido imaginar este proceso consume energía. Pues bien, hay personas que tienen estos procesos hiperactivados, de forma que gran parte de la energía que adquieren con la comida se va a gastar en cosas fútiles en lugar de en cosas útiles. Es más, cuanto más energía ingieran, más activado estará el metabolismo y, por tanto, más lo estará su regulación. Esto hace que, paradójicamente, cuanto más comen, más adelgazan.

Este tipo de personas sólo pueden sobrevivir en la época moderna en países desarrollados, ya que cualquier falta de acceso a algún tipo de alimento les produciría una desnutrición grave y morirían. Incluso, una dieta restrictiva mantenida les produciría problemas. Son personas que no pueden tolerar bien el ayuno (tienen mareos, debilidad), ni la enfermedad, que es cuando menos hambre tienes pero cuando más energía necesitas.

Así que, antes de pensar en lo que come una persona delgada o en su metabolismo, piensa que no todo son ventajas.

Acerca de jcvaque

Licenciado en Medicina por la Universitat de València, miembro del Círculo Escéptico y de Hablando de Ciencia. Apasionado del conocimiento en todos los ámbitos de loa vida, lleva tiempo colaborando en múltiples proyectos de divulgación científica tanto on-line, como a través de charlas en diversos medios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: