5 comentarios

Serie VIH/SIDA: Una nueva enfermedad

Artículo previo: Introducción

Dr. Michael S. Gottlieb

La existencia de un nuevo agente infeccioso que debilitaba el sistema inmunitario se sospechó por primera vez en 1981 tras la documentación por el Dr. Michael Stuart Gottlieb (New Jersey, 1947) de múltiples casos de neumonía por Pneumocystis jiroveci y sarcoma de Kaposi que aparecieron conjuntamente en varones homosexuales junto con otras infecciones colaterales. Pese a que ambas patologías ya se encontraban descritas desde hacía tiempo, a la comunidad médica le llamó la atención el hecho de que apareciesen de forma conjunta y en un grupo particular de ciudadanos, lo cual podía hacer sospechar la existencia de un agente infeccioso de transmisión sexual capaz de debilitar el sistema inmunitario de las personas, ya que en las determinaciones analíticas se observó un descenso importante de linfocitos T CD4.

La nueva enfermedad fue bautizada en un primer momento como Gay-related inmune deficiency (inmunodeficiencia asociada a la homosexualidad), pero al poco tiempo se documentaron casos que también afectaban a heterosexuales y adictos a drogas por vía parenteral, por lo que en 1982 se sustituyó la denominación por Acquired Immune Deficiency Syndrome (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida – SIDA).

Aunque existen evidencias firmes y contrastadas que sitúan al VIH como causa del SIDA, algunas personas sostienen que la inmunodeficiencia se debe a un déficit nutricional o a procesos metabólicos que nada tienen que ver con una infección, sin existir pruebas que respalden estas teorías. Además, al comienzo de la epidemia de SIDA de los años 80, algunos sectores de la población consideraron la enfermedad como un “castigo a una conducta amoral”, pero este tema lo abordaremos en un artículo especial al respecto.

El Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) fue aislado por primera vez en 1984, permitiendo el desarrollo de nuevas técnicas diagnósticas para identificar a las personas infectadas dentro de los grupos de riesgo y abriendo la puerta a nuevas investigaciones para obtener un tratamiento efectivo y una vacuna que haga frente a la infección que hoy, tras 30 años de búsqueda, todavía no ha sido posible obtener.

¿Cuál es la diferencia entre estar infectado por VIH y padecer SIDA? ¿Se puede curar la enfermedad? ¿Cuál es el motivo de que los tratamientos vayan encaminados actualmente a la cronificación de la enfermedad y no a su curación completa? ¿Existe un complot de las farmacéuticas para que no se desarrolle la vacuna o hay una explicación científica para esta demora? Estas y otras preguntas las iremos resolviendo poco a poco en Ciencia Inquieta. Primero, conozcamos un poco más acerca del VIH.

Siguiente artículo: Hablamos de un virus

Anuncios

Acerca de candres

Es licenciado en Medicina por la Universitat de Lleida. Siempre ha mostrado interés en dar a conocer lo que la mayoría no sabemos de nosotros mismos, de la máquina que nos mueve, por simplificar y hacer accesible al público general un conocimiento mayoritariamente reservado a profesionales.

5 comentarios el “Serie VIH/SIDA: Una nueva enfermedad

  1. ¡Puff! ¡Una vacuna para el VIH! Como seguramente vas a comentar en la próxima entrada sobre este tema, a día de hoy esto es un objetivo casi imposible de lograr. Y, personalmente, yo le retiraría el “casi” a la frase anterior: no sólo es un virus con un RNA que muta muchísimo, además su envuelta hace que forme sincitios y se proteja de la respuesta humoral. Y, no contento con eso, ataca precisamente a las células que, de una forma más directa o indirecta, modulan toda la respuesta inmunitaria adquirida.

    La verdad, yo creo que habría que buscar otras formas de prevención que no sean las vacunas. Una pena.

    ¡Ah! Felicidades por el blog. Os sigo 🙂

    • Efectivamente, hablar a día de hoy de una posible vacuna contra el VIH suena a ciencia ficción, pero es un reto más de la ciencia el lograr identificar una estructura permanente en el virus de la que se pueda extraer una vacuna que, abriendo un horizonte todavía más lejano, sea capaz de lograr la erradicación del virus.
      Como comentas, sin ninguna duda la prevención es hoy nuestra mejor arma para luchar contra la enfermedad, es lo único que tenemos realmente efectivo. Sin ir más lejos, el objetivo de esta serie es precisamente ese: dar a conocer qué es el VIH (un virus realmente desconocido entre la población) para que sea más fácil fomentar la prevención de la infección.
      Muchas gracias por tu comentario y por seguirnos. Espero no defraudarte con la serie.

  2. […] previo: 2. Una nueva enfermedad Estructura del VIHFuente: […]

  3. […] artículo: Una nueva enfermedad Compártelo:Share on Tumblr Pin ItCorreo electrónicoMásImprimirDiggMe gusta:Me gusta2 bloggers […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: